El comercio no puede desaparecer

Si el comercio desaparece, tendremos pueblos fantasmas.

Motor económico y elemento aglutinador

Es evidente que el comercio no puede ni debe desaparecer. Es un deber de todos impedir que el comercio de cercanía se arruine y desaparezca.

No sólo es un motor económico, es el elemento aglutinador de población.  El comercio hace la diferencia entre un núcleo urbano activo y una urbanización tipo dormitorio.

La iluminación, la seguridad, el colorido, la oferta de productos, hace que las familias paseen por las calles, se reúnan, utilicen servicios de hostelería.

Todo esto desaparecerá si desaparece el comercio.

Un estudio de la Confederación Española de Comercio dice que:

el comercio debe actualizarse para no desaparecer

 “El comercio es la vida de la ciudad y mantiene con ella una estrecha relación que permite a los ciudadanos disfrutar de espacios y servicios irrenunciables. Cumple una función social integradora y dinamizadora”.

No a toda costa

Negocio antiguo

El comercio debe actualizarse para no desaparecer.

A pesar de lo dicho anteriormente, el comercio que no pueda adaptarse a los tiempos y a la tecnología, sí que cerrará sus puertas definitivamente.

 

Negocio adaptado a los tiempos

Ha sucedido toda la vida. Echando un vistazo atrás, podemos ver que antiguamente, los desplazamientos entre ciudades se hacían a lomos de caballo, burros o carromatos.

Seguro que había personas que se ganaba la vida trasladando a gente, de un sitio a otro, pero la aparición de medios modernos de transporte, arrasó con el antiguo negocio, o tuvieron que adaptarse obligatoriamente a los medios modernos o cambiar el tipo de negocio.

Muchos negocios dejaron de ser útiles, en la forma en que se les conocía y tuvieron que adaptarse, reenfocar el negocio o desaparecer.

Eso pasará ahora, y no es ni bueno, ni malo,  es ley de vida.

Reenfocar y relanzar un negocio

La pandemia nos ha traído el confinamiento y el temor a salir, a reunirnos y en muchos casos a acudir a los comercios.

Por otra parte, nos ha enseñado que la tecnología sirve para reemplazar nuestras costumbres ancestrales de contacto directo, por una actividad online que nos permite realizar un porcentaje muy alto de contactos, familiares, empresariales, comerciales…

Lo primero, por tanto, es repensar el actual negocio y buscarle una alternativa online.

Buscar alternativas de venta o de publicidad. Que nos compren con comodidad y seguridad o que nos permita el acceso al gran público.

Para esto, además de utilizar las redes sociales en todo su espectro, es necesario redirigir nuestro negocio hacia campos que permitan la venta online y, muy importante, que no esté en manos de grandes superficies o grandes plataformas de venta online.

Hay empresas, como la franquicia Digital Doc, que nació como copistería y papelería y que, poco a poco, ha dado un importante giro hacia el diseño, la impresión y las soluciones web.

Su producto original, hoy es una parte totalmente residual de su facturación.

Los grandes de la venta online, no dan buena solución a la impresión digital, diseño gráfico o creación de páginas web.

Han buscado un nicho en el que en estos momentos existe una gran demanda y que cuenta con un amplio recorrido, para ellos y todos sus franquiciados.

Relanzar el negocio

Una vez reestructurado el negocio y su producto es necesario volverlo a lanzar.

En Relanza360 hemos hablado mucho de la experiencia de compra y de cómo dinamizar un negocio. Esta vez, tenemos que hacer lo mismo, adaptándolo a los nuevos medios y tecnología.

Una web, por ejemplo, ha de ser acogedora, fácil de encontrar los productos, sus características y precios.

El uso de la plataforma de pago ha de ser fácil, clara, segura, fiable… Los envíos a domicilio tienen que ser económicos, rápidos y seguros. Las formas de pago han de ser variadas. 

Importancia del comercio

Antes decíamos que un establecimiento debía reunir una serie de características a nivel informativo, de iluminación, de temperatura, de atención, etc., para conseguir generar una grata experiencia de compra al cliente. Hoy es lo mismo, pero en la venta online.

SI CREES QUE TE PODEMOS AYUDAR, ¡¡LLÁMANOS!!

Ramiro Salgado               671 692 521

rsalgado@relanza360.com   

 

Ramiro Salgado
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)