Sin manteniemiento tu web está muerta

La importancia del mantenimiento de una web

 

El mantenimiento de una web es tan importante o más que diseñarla o crearla.

La importancia de mantener una web

Yo, ¡ya tengo web!, dice, todo orgulloso, el flamante propietario de una web desactualizada, con link rotos, sin posicionamiento alguno y que, en vez de ayudarle a vender, le está dando día a día una imagen realmente mala a su empresa.

MANTENIMIENTO

¿Mantenimiento? Sí, la mantengo yo mismo y cuando no puedo, lo hace mi cuñado.

El mapa no abre, las fotos no se ven, al último post del blog le van a celebrar su primer añito de vida ¡que bonito el pequeñín!, las palabras claves, que son base en el SEO, no existen ¿quién dices que la mantiene? 

Hoy, tenemos claro que, una web es imprescindible para cualquier empresa, negocio, autónomo o comercio que quiera triunfar y vender sus productos.

Aunque, evidentemente, no de cualquier manera.

Una web puede ser algo más atractiva que otra, más o menos moderna, pero debe estar vigente. Actualizada. Que su información no esté obsoleta. Y, por sobre todas las cosas, que venda, para lo que es imprescindible que se pueda encontrar.

Reinventar un negocio con Relanza360

De que vale tener excelentes textos y grandes fotos, si no es posible encontrarla. Esa web está muerta.

SEO / SEM

A estas alturas, todos hemos oído hablar de SEO, SEM, posicionamiento, en definitiva. Unos gratuitos y otros de pago.

El posicionamiento hará que nuestra web pueda ser localizada. Que cuando alguien haga una búsqueda, usando nuestras palabras claves, aparezcamos, nos encuentren, y si es posible, en lo más alto de la lista.

Posicionar para que te encuentren

Posicionar, es algo activo, cambiante. Google usa cientos de datos en sus algoritmos de búsqueda y posicionamiento. Y, lo que es peor, excepto Google nadie los sabe. Lo que antes servía, ahora no, ¡Que majos!

Por eso, es activo y cambiante. Porque se trabaja en base a prueba y error. No es posible posicionar de forma natural (sin pagar) en un breve período de tiempo.

 

 

Es necesario actualizar textos que ya existen y, a través del blog, crear otros, en los que podamos incluir más palabras claves.

Lamentablemente, para nuestros bolsillos, es imprescindible contratar mantenimiento para nuestras webs.

Puede ser mensual, trimestral, diario, lo que quieras y puedas pagar, pero debes tener algún sistema de mantenimiento y actualización continuo.

 

Ahora sí, ¡tienes una web!

¡Enhorabuena!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 5 Promedio: 5)